Moguerza

Palacio de la Música

palaciodelamusica2C/ Gran Vía, 35 - Madrid – España

No se puede desaprovechar las ocasiones únicas, por eso Construcciones Moguerza tenía que estar presente en un momento tan especial como el Centenario de la Gran Vía en un sitio único como la obra del Palacio de la Música.

Construcciones Moguerza aborda la ejecución de esta obra con el objetivo de devolver a los madrileños la joya arquitectónica parapetada tras los carteles publicitarios del cine tras los que se escondía su fachada mutilada en cientos de actuaciones publicitarias que se habían realizado sin consideración alguna.

El “Palacio de la Música”, una de las salas de cine más importantes de España, fue diseñado inicialmente como Sala de Conciertos. Su proyectista original es el importante arquitecto Secundino Zuazo (1887-1971), autor también de los Nuevos Ministerios, en el Paseo de la Castellana y de la conocida “Casa de las Flores” en la calle Gaztambide de Madrid. El proyecto original es de 1926.

El día 22 de junio de 2008 el cine “Palacio de la Música”, en la Gran Vía de Madrid, celebró la última de sus proyecciones. Apenas 60 personas asistieron ese día a la proyección de una de las 3 películas que se proyectaban en las diferentes salas en las que se había dividido el edificio original. La Fundación Caja Madrid (Bankia) adquirió el inmueble y encargó el proyecto de restauración y rehabilitación necesario para transformar el edificio en el segundo auditorio más grande de la capital.

Tras el estudio técnico del edificio con la colaboración de la Dirección Facultativa, desde el primer momento se es consciente de el ingenio y la habilidad arquitectónica con la que resulto esta singular construcción, La intención es lograr una restauración fidedigna del inmueble original (en especial de la sala de conciertos), deteriorada por reformas posteriores de marquesina, puertas y escaparates de local comercial, así como de su interior. En todos los trabajos se realiza un análisis pormenorizado previo a las actuaciones, para que éstas no resulten agresivas al edificio, actuando en adaptar y restaurarlo dotándolo de más plantas con fácil acceso y comunicación que se traducen en más viabilidad para el uso de éste.

Con la filosofía indicada anteriormente, lo primero que Construcciones Moguerza realiza es una protección de todos los elementos a conservar, para seguidamente realizar la consolidación de la estructura, realizando el recalce de los muros de fachada y medianeros que configuraban el antiguo escenario, y posteriormente realizar el micropilotaje de hasta 35 metros de profundidad que forman la cimentación de los cuatro pilares que colocados estratégicamente, sustentarán las nuevas plantas que se añaden al edificio. Antes de la ejecución de las cimentaciones interiores se realizan los ensayos geotécnicos necesarios para estudiar la incidencia de antiguos pozos que existían en la parcela, vestigios de cuando un día la Gran Vía era una zona de huertos.

Tras las cimentaciones, se realiza un trabajo constante en la ejecución de cada uno de los cuatro pilares, dotándoles de todos los refuerzos y arriostramientos necesarios en cada uno de los forjados por los que pasaban, y al mismo tiempo se consolidan los muros de carga mediante cosido de fisuras y refuerzo de éstos.

Finalmente se culmina la estructura con la colocación de dos grandes cerchas de más de 25 metros de longitud y 12 metros de altura, montada cada cercha en una sola pieza mediante auto grúa de gran tonelaje, y arriostradas entre sí por vigas armadas de 25 metros de longitud que conforman los distintos forjados de la nueva sala polivalente, maniobra, que en un alarde técnico, se realizó en un fin de semana.

La envolvente de estas nuevas plantas se realiza mediante un cerramiento con fábrica de ladrillo imitando a la existente y muro cortina plano autoportante de silicona estructural, así como con la ejecución de la cubierta proyectado con estructura metálica configurando su particular geometría.

Por último se aborda la restauración de la fachada siguiendo los distintos procesos hasta la recuperación de la fachada existente, realizando las técnicas constructivas artesanales necesarias para la recuperación y reparación en los distintos elementos de zinc, piedra y revoco, utilizando materiales de la misma procedencia que los originales, no agresivos y reversibles en su ejecución, con personal experto dirigido y supervisado por licenciado de Bellas Artes.

Hoy, a excepción del acondicionamiento interior, las obras de consolidación están finalizadas.

Esperamos que una vez recorrido lo más difícil del camino, se llegue un día al final del trayecto y Madrid pueda disfrutar de este lugar tan especial.

Promotor de las obras: Fundación Caja Madrid 
Proyecto y D.F.: “
NORIEGA Y GÁMEZ ARQUITECTOS” y “CREANTIA ARQUITECTURA
Arquitectos
: José Luis Rodríguez-Noriega y Agustín Rodríguez Moreno 
Project Manager y Dirección de Ejecución: 
Luis Cercós 
Oficina Técnica de Obra:
LC-Architects 
Contratista Principal: CONSTRUCCIONES
MOGUERZA, S.A. 


Montaje nueva estructura de cubierta

Reestructuración edificio

Restauración de fachada